Skip to main content

Durante el pasado abril de 2023 tuvimos la increíble oportunidad de ser uno de los proyectos de la FSTA XLI, una fiesta solidaria que se realiza cada año en el Colegio Ntra. Sra. del Recuerdo y que pone en marcha a pequeños, jóvenes y mayores. Los universitarios dedican gran parte de su tiempo, trabajo y sueño durante varias semanas para que el fin de semana cumpla el objetivo de recaudar lo máximo posible y, sobre todo, acercar a alumnos y familias a distintas realidades. Partidos de todos los deportes, torneos de pádel y mus, carreras familiares, comida, baile, subasta, tómbola, mercadillo, juegos infantiles…y mucho más hacen que sea una fiesta divertidísima a la par que solidaria. Durante las últimas dos semanas antes de la fiesta, los universitarios tienen un rato de oración en el que descansan en Dios todos sus agobios y “quehaceres” de los días previos y donde re-sitúan en el centro de la fiesta a los proyectos.

            

Gracias a la FSTA en idjong hemos podido rehabilitar parte del centro de formación profesional de NGOKSA. El gobierno construyó este centro en el año 2010 con motivo de una campaña política. Sin embargo, no se ha encargado del acondicionamiento, mantenimiento ni cuidado de las aulas y talleres a lo largo de estos años, por lo que supuestamente debía correr a cargo de las familias. Las familias de esta zona, como ocurre en muchos otros lugares de Camerún, viven principalmente de la producción agrícola (cacao, cacahuetes, maíz y yuca en su mayoría), por lo que no disponen de la actividad económica suficiente como para sostener dicha escuela. La escuela acoge a unos 250 alumnos de entre 12-16 años y ofrece 4 grados de formación técnica de primer ciclo: electricidad, contabilidad, albañilería y educación socio-familiar (ESF). El año pasado las condiciones de la escuela no eran favorables para que los alumnos pudieran continuar sus estudios (techos que se caían, letrinas prácticamente inexistentes, falta de material educativo, de deporte, herramientas…) y las familias de los alumnos no pueden hacerse cargo del mantenimiento y rehabilitación de la escuela. Por esta razón, muchos de los alumnos han abandonado la escuela y empezado a trabajar a una edad temprana. Desde la asociación consideramos indispensable una educación de calidad donde promover oportunidades de aprendizaje, una escuela donde los alumnos se encuentren seguros, puedan hacer algo tan básico como sentarse en una silla y mantener una higiene adecuada cada día en el centro.

           

Además, en un futuro próximo se pretenden realizar actividades de sensibilización, educación extracurricular, actividades deportivas e intercambio de cultura con los voluntarios que vengan desde España en las primeras ediciones, considerando a la gente joven de la zona como un importante motor de cambio de las comunidades en las que viven.

¡Gracias a cada una de las manos que ayudaron en la FSTA!  (“Jesús no tiene manos, pero tiene nuestras manos para construir Reino”)

A continuación un pequeño testimonio de Inés Ferrer, una de las cuatro jefas del área de Proyectos:

“Participar en la XLI FSTA nos brinda a los universitarios la oportunidad de conocer de primera mano los proyectos con los que colaboramos. Creo que esto nos impulsa a dar lo mejor de nosotros para conseguir recaudar los fondos necesarios para llevar a cabo cada uno de los proyectos concretos. IDJONG es una organización que realiza una ayuda integral y que, al igual que la fiesta, busca que se establezcan relaciones directas y duraderas entre los proyectos y las personas que colaboran. 

 Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos los universitarios cada año es conseguir que todo el mundo descubra realmente las realidades concretas a las que vamos a ayudar, y que en muchas ocasiones ignoramos. Que pongan nombre y cara a las personas para que el esfuerzo, sacrificio y entusiasmo de la fiesta no se quede en esas semanas, sino que nos impulsen a tener a los proyectos presentes en nuestro día a día. 

 Sin duda, una de las cosas más inspiradoras de haber podido colaborar con los proyectos ha sido conocer a las personas que hay detrás de cada uno, y que dedican todo su tiempo y esfuerzo a ayudar a otros. Personas que viven comprometidas con ayudar a los demás y hacen de ese compromiso una realidad.  Ojalá hayamos sido capaces de transmitir la ilusión de estos proyectos a alumnos, padres y profesores, y ojalá nos impulse a todos a llevar el espíritu de la FSTA a nuestro día a día.”

 

 

Si quieres ver la memoria del proyecto, pincha en el siguiente enlace:

 

WEB Memoria XLI FSTA.pdf